Plan de prevención

18 septiembre, 2017

Plan de Prevención de Riesgos Laborales modalidad autogestión para empresas de reducida dimensión

En Acticonsulting te ofrecemos el mejor servicio para adaptar tu negocio o empresa al plan de prevención de riesgos laborales, a continuación te contamos más sobre este servicio.

¿Qué es la Prevención?

La Prevención de Riesgos Laborales busca promover la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la identificación, evaluación y control de los peligros y riesgos asociados a un proceso productivo, además de fomentar el desarrollo e implantación de actividades y medidas necesarias para prevenir los riesgos derivados del trabajo.

Elaborar un Plan de Prevención de Riesgos Laborales es una obligación para todas las empresas con trabajadores a su cargo, según establece la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, PRL (Prevención Riesgos Laborales).

Este plan se plasma a través de un documento, que recoge el conjunto de acciones preventivas, en función de una evaluación de riesgos, que tiene como fin eliminar o reducir los riesgos derivados del trabajo, y debe estar siempre a disposición de la autoridad competente.

Hasta ahora, el procedimiento que han seguido las empresas para realizar el Plan, ha sido contratar a una empresa especializada en la implantación de estos programas, suponiendo un coste considerable para una pyme.

Tras la publicación del RD Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internalización, que modifica el apartado 5, del artículo 30, de la Ley 31/1995, la empresa podrá elaborar su propio Plan de Prevención.

 

Plan de prevención

 La actividad de la empresa no debe estar entre las recogidas en el Anexo I del RD 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Servicios de Prevención. A continuación se detallan las actividades excluidas:

  1. a) Trabajos con exposición a radiaciones ionizantes en zonas controladas según Real Decreto 53/1992, de 24 de enero, sobre protección sanitaria contra radiaciones ionizantes.b) Trabajos con exposición a agentes tóxicos y muy tóxicos, y en particular a agentes cancerígenos, muta-génicos o tóxicos para la reproducción, de primera y segunda categoría, según Real Decreto 363/1995, de 10 de enero, que aprueba el Reglamento sobre notificación de sustancias nuevas y clasificación, envasado y etiquetado de sustancias peligrosas, así como Real Decreto 1078/1993, de 2 de julio, sobre clasificación, envasado y etiquetado de preparados peligrosos y las normas de desarrollo y adaptación al progreso de ambos.

    c) Actividades en que intervienen productos químicos de alto riesgo y son objeto de la aplicación del Real Decreto 886/1988, de 15 de julio, y sus modificaciones, sobre prevención de accidentes mayores en determinadas actividades industriales.

    d) Trabajos con exposición a agentes biológicos de los grupos 3 y 4, según la Directiva 90/679/CEE y sus modificaciones, sobre protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados a agentes biológicos durante el trabajo.

    e) Actividades de fabricación, manipulación y utilización de explosivos, incluidos los artículos pirotécnicos y otros objetos o instrumentos que contengan explosivos.

    f) Trabajos propios de minería a cielo abierto y de interior, y sondeos en superficie terrestre o en plataformas marinas.

    g) Actividades en inmersión bajo el agua.

    h) Actividades en obras de construcción, excavación, movimientos de tierras y túneles, con riesgo de caída de altura o sepultamiento.

    i) Actividades en la industria siderúrgica y en la construcción naval.

    j) Producción de gases comprimidos, licuados o disueltos o utilización significativa de los mismos.

    k) Trabajos que produzcan concentraciones elevadas de polvo silíceo.

    l) Trabajos con riesgos eléctricos en alta tensión.

Este cambio supone un ahorro evidente para la empresa, ya que el empresario, o alguno de los trabajadores en plantilla, puede elaborar dicho Plan.

 PRL auto-gestionado

En general la Prevención de Riesgos Laborales dice que el empresario tiene que garantizar la seguridad y salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo.

Como empresarios de empresas de reducida dimensión tienen la obligación de:

  • Adoptar las medidas necesarias para la protección de los trabajadores.
    •Informar y formar a los trabajadores.
    •Actuar en caso de emergencia y de riesgo grave e inminente.
    •Vigilar la salud de sus trabajadores.
    •Constituir una organización y los medios necesarios para la prevención.

Con el plan de prevención de Acticonsulting, se desarrollan todos los documentos necesarios y obligados por ley

La prevención de riesgos laborales se integra en el sistema general de gestión de la empresa para ello hay que implantar y aplicar una Planificación de la Actividad Preventiva que se plasma en un documento que se llama Plan de Prevención.

 Objetivos del Plan de PRL

Los objetivos a cumplir por el plan de prevención de riesgos laborales son:

  • Organizar los recursos humanos destinados a la actividad preventiva.

Este objetivo consiste por una parte, en asignar a los trabajadores y mandos sus funciones para la implantación de la PRL y la contratación de especialistas para la realización de determinadas actividades, si es necesario.

  • Estructurar un sistema para dotar de participación a los trabajadores en la PRL.

Este objetivo pretende crear los cargos de representación y otros organismos de participación como los delegados de prevención y el comité de seguridad y salud y de la obligatoriedad de informar al trabajador con la debida antelación la aprobación de las decisiones relativas a PRL.

  • Evaluar los riesgos de la PRL.

La evaluación de los riesgos es el proceso para evaluar la dimensión de los riesgos que no han podido evitarse. Se recoge la información sobre los riesgos laborales que no han podido evitarse para que el empresario pueda tomar decisiones sobre la necesidad de tomar medidas preventivas y cuáles.

  • Implantar las medidas correctoras en la PRL.

Tras la evaluación de los riesgos se determinan las medidas correctoras que hay que implantar. Para esta implantación se priorizan las medidas según:
1.- Si se tienen requisitos o plazos legales.
2.- El nº de trabajadores afectados.
3.- La efectividad y coste de esas medidas.

  •  Implantar las normas y procedimientos de seguridad que sean necesarios para la PRL.

Si en las medidas preventivas a implantar se incluyen normas o procedimientos de seguridad, se procederá según lo que dice el programa de actuaciones para este objetivo.
Las normas y procedimientos de seguridad se recomiendan cuando las actividades que se realicen supongan o puedan suponer riesgo para las personas.

  • Documentar y controlar la utilización de Equipos de Protección Individual para la PRL.

Los equipos de protección individual se tienen que utilizar cuando:
•Los riesgos no se pueden evitar.
•No se limiten por los medios técnicos de protección colectiva.
•No se limiten mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.

  • Establecer un sistema para cumplir las obligaciones en materia de coordinación de actividades empresariales en la PRL.
  • Informar a los trabajadores del plan de riesgos.

Como empresarios se tendrá que informar a los trabajadores en relación a:

  • Los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo, tanto los que afecten a la empresa como a los que afecten a cada puesto de trabajo o función.
    •Las medidas, actividades de protección y prevención de los riesgos.
    •Las medidas adoptadas en materia de emergencias y evacuación.
  • Formar a los trabajadores en PRL.

La formación a los trabajadores es una medida preventiva. Los trabajadores tienen que saber qué hacer frente a los riesgos que tienen en sus puestos, tienen que conocerlos y saber que medidas preventivas tomar. Si la empresa dispone de representantes de los trabajadores el plan se les tiene que consultar a ellos.

  • Documentar la actividad preventiva de riesgos laborales.

Hay que documentar la realización de estas actividades y se tiene que hacer un registro por cada trabajador de las actividades en las que ha participado.

  • Adoptar las medidas necesarias en materia de emergencias.

Se puede hacer un Plan de Emergencias y Evacuación para saber cómo tienen que actuar los trabajadores en caso de emergencia incluyendo la evacuación de los trabajadores.

  • Controlar y revisar las actividades incluidas en el presente plan de riesgos.

Hay que mantener actualizado este plan de Prevención de Riesgos Laborales, corregir errores que se detecten y aplicar mecanismos de control que permitan conocer la necesidad de realizar correcciones y la repercusión en el plan.

Para conseguir este objetivo se tienen que realizar las siguientes actividades:

  • Seguimiento de los daños producidos a la salud de los trabajadores.
    •Investigación de Accidentes.
    •Seguimiento de la siniestralidad.
    •Seguimiento del plan de actuación para el control de riesgos.
  • Vigilancia de la salud de los trabajadores en la PRL.

Periódicamente se revisará el estado de la salud de los trabajadores en función de los riesgos en el trabajo, diferente de las revisiones médicas preventivas que se han ido realizando.

Estas labores de Vigilancia de la Salud tienen que ser realizadas por un Servicio de Prevención Ajeno acreditado por la Autoridad Laboral y la Autoridad Sanitaria.

En estas revisiones las actividades a reunir son las siguientes:

  • Realización del reconocimiento médico específico según los riesgos del puesto de trabajo.
    •Atención inmediata a los accidentados.
    •Promoción de campañas preventivas de vacunación.